Ahora son los buenos viejos tiempos
que en diez años esperaremos con ansia.
Sir Peter Ustinov

Un asilo de ancianos es un lugar extraño. Un lugar donde muy probablemente la mayoría de las personas no iría si no tuviera un motivo bien fundado como, por ejemplo, la visita a los familiares, el propio puesto de trabajo, o también en caso de que uno mismo necesite cuidados. Este lugar confronta a sus visitantes - pero también a sus habitantes - con temas delicados como la vejez, la enfermedad y la muerte, es decir, con temas que por regla general no gozan de simpatía, ya que son temas que nos hacen presente la caducidad de la vida.
Una de las ideas fundamentales para nuestra película es la tesis según la cual quien tiene miedo a vivir, también tiene miedo a morir. Partiendo de esta teoría, teníamos muy claro que teníamos que buscar un asilo de ancianos para convertirlo en el argumento de una película.

¿Por qué improvisamos? Nuestro concepto la improvisación
Desde el año 2000, hemos realizado juntos diferentes películas improvisadas y hemos perfeccionado continuamente nuestro principio de la improvisación. En este contexto una y otra vez nos hemos dado cuenta que la improvisación todavía es vista por muchas personas como una mera casualidad. Queremos insistir y dejar claro que la improvisación es una forma artística y un instrumento artesanal. Para nosotros, la improvisación significa la ocupación permanente con el "aquí y ahora", no importa si en la cocina, en el escenario, en el mundo de la música o de la cinematografía.
La improvisación requiere la capacidad de relacionarse y percibirse mutuamente. Un buen ejemplo es la interacción entre los músicos de jazz: Cuando los músicos tocan juntos no solo siguen su intuición sino también reglas claras, se trata principalmente de retomar ideas predeterminadas (o también ritmos) y de perfeccionarlas.
Para nosotros, como empresas pequeñas e independientes, el proceso laboral de la improvisación no solo nos ofrece un potencial creativo, sino también grandes perspectivas económicas. Gracias a las posibilidades de las grabaciones de imágenes digitales cada vez más económicas, la improvisación - como método - nos permite simplificar y flexibilizar los diferentes procesos laborales. De esta manera, podemos realizar películas con un presupuesto moderado.

Otra característica importante de nuestro trabajo cinematográfico conjunto es la inclusión de actores aficionados, su interacción con los actores profesionales, así como también el trabajo en lugares reales existentes y en funcionamiento. En este caso, en los preparativos de nuestros proyectos procedemos igual que cuando realizamos películas documentales, es decir, intentamos sumergirnos en el respectivo mundo que se nos presenta. Ello requiere un análisis de las preguntas clave de la película documental: ¿Cómo se representa la realidad o la verdad? ¿En qué medida podemos nosotros, los directores de cine, idear "dramatúrgicamente" la vida y el contexto real de las personas? Nuestro principal lugar de rodaje fue el asilo de ancianos Richard-Böttger en la ciudad de Mannheim, donde acudimos con regularidad antes de comenzar el rodaje para, por un lado, crear una relación de confianza, y por otro lado, para entender lo mejor posible a los habitantes del asilo. A lo largo de estas visitas pudimos "contratar" a nuestros actores aficionados. Es entonces cuando empezamos a desarrollar los personajes y también a trabajar escénicamente. Al elaborar los diferentes papeles, para nosotros ha sido siempre muy importante garantizar que ninguno de los actores aficionados tuviera la impresión de representarse a sí mismo en la película.
Somos de la opinión de que la interacción de este principio documental junto con la ficción escénica lleva a una manera muy particular y auténtica de contar historias.

Con la película NOS VOLVEREMOS A VER queremos continuar nuestro trabajo eficaz que comenzamos con las películas DIE WURSTVERKÄUFERIN y WENN DER RICHTIGE KOMMT ("CUANDO LLEGUE MI HOMBRE").

Stefan Hillebrand und Oliver Paulus

© 2006 Frischfilm / Motorfilm   -   supported by    -   Home   -   Pie de imprenta